Coberturas

¿El seguro de hogar me protege ante ukupas?

20/6/2022
por
Tuio
A medida que cambia la sociedad, cambian también los riegos a los que las personas y los bienes están expuestos, lo que también provoca ajustes en las pólizas de seguros.

Es por eso que el seguro anti okupas se ha convertido en uno de los que más interés despiertan entre quienes tienen inmuebles que permanecen mucho tiempo vacíos.

¿Qué es un seguro antiokupas?

El número de pisos okupas se ha multiplicado en los últimos años. Quienes están dispuestos a vivir en una casa sin pagar nada por ella, actúan por igual en pueblos que en ciudades, en barrios ricos y en otros más humildes. En consecuencia, los propietarios de viviendas que pasan tiempo vacías se han convertido en los más interesados en los seguros anti okupas. Muy especialmente aquellos que tienen una segunda residencia.

Se trata de un producto independiente al seguro de hogar, pero que aporta una garantía adicional sobre el mismo. La de disponer de cobertura jurídica en caso de que la vivienda asegurada sufra las consecuencias de una ocupación.

Esto no solo implica la asistencia legal para que no se produzca una desocupación ilegal que pueda generarle responsabilidad al propietario, estas pólizas también cubren la reparación de los daños producidos por quienes han ocupado la vivienda.

Qué coberturas del seguro de hogar protegen frente a ocupaciones

Cada vez es más común que las pólizas para viviendas sean personalizadas, como ocurre con nuestros seguros de hogar. Por eso, de un tiempo a esta parte se ha vuelto habitual que los seguros incluyan coberturas que protegen a los propietarios ante posibles ocupaciones.

La principal cobertura frente a casas okupas es la relacionada con el procedimiento legal por ocupación ilegal de la vivienda. Los propietarios van a tener a su disposición un equipo jurídico con experiencia en este tipo de temas. Serán ellos los que se encarguen de llevar a cabo los trámites para proceder al desahucio judicial de los okupas.

Otra de las coberturas habituales es la que se encarga de reparar los daños materiales que puedan causar quienes están viviendo en la casa de forma ilegal.

Hay siniestros que pueden hacer que la casa sea más susceptible a la okupación. Por ejemplo, si se han roto las ventanas a consecuencia de un fenómeno climatológico y la entrada en la casa es mucho más fácil. En estos casos, algunas pólizas ofrecen la cobertura de un servicio de seguridad privada hasta que todo en el inmueble vuelva a estar en orden.

Los seguros de hogar también ofrecen cobertura de la responsabilidad civil frente a terceros por los daños que puedan causar los okupas. De esta forma, el propietario del inmueble no será quien tenga que responder personalmente por los daños que las acciones u omisiones de quienes se han metido ilegalmente en su casa puedan llegar a causar a vecinos o terceras personas.

¿Me cubrirá el seguro todos los daños causados por okupas?

Desafortunadamente, en algunos casos la cobertura no alcanza al 100% de los daños producidos por los okupas, que pueden llegar a ser de bastante entidad.

El coste del proceso judicial para la desocupación sí está cubierto, otra cosa es la reparación de los daños producidos en la vivienda. En la mayoría de los casos este riesgo está cubierto solo parcialmente, hasta un determinado porcentaje o en cuantía limitada.

Si los okupas se han llevado bienes y enseres personales del propietario del inmueble, que este reciba o no una indemnización por ello depende de lo que disponga su póliza. En algunos casos se cubre la totalidad de la pérdida, en otros solo un porcentaje del valor, y hay supuestos en los que no se puede reclamar nada al seguro por este hecho.

Exclusiones

Para conocer las exclusiones es muy importante revisar bien la póliza. No obstante, una de las más comunes es la que afecta a los actos vandálicos dentro del inmueble e incluso en el edificio. Por ejemplo, si los okupas han llevado a cabo pintadas en las paredes.

¿Cómo puedo evitar que ocupen mi casa?

Cuando se trata de cómo evitar que te ocupen la casa, la forma más efectiva es reducir el riesgo. A fin de lograrlo, lo más inteligente es que el inmueble pase el menor tiempo posible vacío. Si se dispone de una casa que no se utiliza de forma habitual, lo más recomendable sería alquilarla durante los meses en los que no se reside en ella.

También es interesante reforzar la seguridad para dificultar la entrada. Ya existen puertas y hasta persianas antiokupación, que están reforzadas. Pero se puede recurrir a métodos más clásicos como instalar rejas en las ventanas. La presencia de un sistema de alarma también puede disuadir a los okupas.

Toda precaución es poca. Por eso, no está de más contratar un seguro anti okupas, o asegurarse de que el seguro de hogar contratado incluye protección frente a los supuestos de okupación ilegal de la vivienda.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: