Hogar

¿Qué reformas realizar para la revalorización de la vivienda?

20/6/2022
por
Tuio
A la hora de vender una casa o venderla, hay ciertos aspectos que le sumarán valor y te harán obtener mayor beneficio económico.

Entre un 10 y un 20 %. Esa es la revalorización que puede sufrir nuestra vivienda si hacemos las reformas adecuadas.

No importa si quieres vender o alquilar. Si sabemos cómo hacerlo, podremos conseguir más dinero por nuestra casa cambiando algunos elementos principales.

Si de algo nos hemos dado cuenta en 2020, es de la importancia de contar con espacios luminosos y exteriores para sentirnos a gusto en el hogar. En el caso de que tu casa se vea algo antigua o desactualizada, sigue leyendo.

Te ofrecemos algunos consejos para ponerla a punto e incrementar su valor.

¿Qué es la revalorización de la vivienda?

La revalorización de una vivienda trata de aumentar el valor final de la misma teniendo en cuenta algunos aspectos importantes.

Estos van desde la ubicación hasta los acabados de la misma. Aunque hay cosas que no podemos cambiar, como el lugar donde está situada, sí que hay otros que nos darán la posibilidad de pedir más dinero por ella.

Actualizando los acabados, sobre todo en la cocina y en el baño, conseguiremos incrementar su valor en el mercado actual, atrayendo a más compradores o personas interesadas en alquilarla.

Pero ¿cómo hacerlo? Descubre algunos consejos a llevar a cabo si quieres ganar más con tu casa.

Posibles reformas para revalorizar la vivienda

Las reformas están a la orden del día. La razón principal es que la mayoría de nuestros hogares se encuentran desactualizados debido a la elevada cantidad de años que hace desde que se construyeron.

Sin embargo, aunque a priori esto pueda parecer un problema de cara a vender nuestra casa, siempre hay algunos trucos a tener en cuenta de cara a revalorizarla.

Además, con nuestros seguros de revalorización de vivienda, estarás cubierto ante cualquier posible contratiempo.

Comienza con la cocina y el baño

Sabemos que las reformas en la cocina y en el baño son las que más trabajo suponen y, por tanto, en las que más cuesta meterse. Sin embargo, de cara a conseguir una buena revalorización, serán imprescindibles.

En el caso del baño, por ejemplo, debemos comenzar cambiando la bañera, un elemento que ha quedado desactualizado, por un buen plato de ducha, de calidad. Este cambio nos puede suponer un coste de unos 1000 euros, pero, sin duda, merecerá la pena.

Por otro lado, también debemos cuidar la fontanería, tanto del baño como de la cocina. La reforma integral de la cocina nos puede suponer unos 8000 euros, mientras que la del baño suele rondar los 5000.

Ten en cuenta la calidad de las puertas

Todos los elementos de nuestra vivienda son importantes. En el caso de las puertas, es uno de los acabados que más se ven y de los que más interesan a los posibles compradores o inquilinos.

Unas puertas desactualizadas aportan al hogar un aspecto mucho más antiguo. Ahora, podemos optar por lacarlas en colores claros y luminosos para no pasarnos del presupuesto, pues nos supondrá una inversión de entre 60 y 100 euros por puerta, o cambiarlas por completo.

En el caso de la puerta de entrada, es interesante cambiarla por una de seguridad o blindada, de cara a una máxima revalorización de la vivienda.

Cerramientos y ventanas: ahorro energético

Para ahorrar dinero, uno de los puntos principales que debemos tocar es la reforma en las ventanas y cerramientos de nuestra vivienda. En este caso, optar por unas de buena calidad será imprescindible.

Hablamos de ventanas con vidrios acústicos, rotura de puente térmico y cámara de aire. Esta reforma se nos puede ir a los 4500 euros, siempre dependiendo del tamaño de las mismas, pero supondrá un ahorro importante a largo plazo.

Además, también llamará la atención de los nuevos propietarios, por lo que la venderemos o alquilaremos de forma mucho más rápida y sencilla que si mantenemos las ventanas antiguas.

El suelo, uno de los elementos principales

Otro elemento principal y uno de los que primero llaman la atención de quienes atraviesan la puerta de entrada de la vivienda es el suelo. Un suelo descuidado o desactualizado cambia por completo el aspecto del inmueble.

Las reformas de suelos son variadas, por lo que los precios tampoco son fijos. En este caso, debemos optar por la opción más eficiente a largo plazo, dotándolo de un buen aislamiento y un diseño moderno y atemporal.

Para hacernos una idea, el metro cuadrado oscila entre los 30 y 140 euros según el tipo de suelo. Sin embargo, supondrá una gran revalorización de nuestro inmueble.

La distribución, un cambio a mejor

Tener en cuenta la distribución de nuestro hogar será clave a la hora de incrementar su precio. En la actualidad, buscamos inmuebles amplios y luminosos para aprovechar al máximo la luz natural.

Este es el motivo por el que se han disparado las reformas que pasan por tirar tabiques. Hacerlo nos puede suponer un coste de unos 300 euros por tabique.

También podemos optar por cerrar la terraza, lo que supone un coste de unos 1.500 euros, según los metros cuadrados de la misma.

Climatización: haz tu hogar más cómodo

En la actualidad, una de las cosas en las que primero nos fijamos es en si una vivienda cuenta o no con aire acondicionado, así como con calefacción. Estos dos elementos dotarán al inmueble con una mayor calidad y también comodidad.

Vender una vivienda con la instalación ya hecha, sumará puntos que se traducirán en dinero a la hora de negociar el precio final de la misma, por lo que merecerá la pena.

Otros aspectos a tener en cuenta en la revalorización de la vivienda

Las reformas que hemos visto serán clave y supondrán una revalorización inmediata para nuestra vivienda. Sin embargo, también es interesante tener en cuenta otros aspectos.

Ubicación donde se encuentra nuestra vivienda

Aunque no podamos cambiarla, la ubicación es un aspecto muy importante de cara al precio final de la vivienda. Debemos tener en cuenta la zona donde se encuentra, el acceso al transporte público, lugares de ocio, parques naturales, etc.

Precio actual de la casa

En época de crisis, las zonas donde más haya bajado el precio de la vivienda serán también las más rentables a largo plazo. Es decir, cuando la economía mejore, supondrá una revalorización inmediata de la vivienda. Mucho más si nos hemos preocupado por hacer una buena reforma.

Stock de viviendas en nuestra zona

Otro aspecto a tener en cuenta es el stock de viviendas que haya por nuestra zona. Un exceso del mismo no contribuirá a la revalorización de los inmuebles, sino todo lo contrario.

En el caso de que alrededor de nuestra vivienda haya otras vacías que sean complicadas de vender, esto también nos afectará, ya que podría bajar el precio sin que podamos hacer nada por impedirlo.

Qué precio medio tiene el alquiler

El precio del alquiler también es un punto importante de cara a conocer cuánto cuesta nuestra vivienda. Este indicador nos puede servir para obtener pistas sobre el precio final, tanto si nuestro objetivo pasa por vender como por alquilar el inmueble.

¿En qué estado se encuentra el inmueble?

El estado de la vivienda, por supuesto, es un factor clave en su revalorización. Aunque de primeras se encuentre en mal estado, si nos preocupamos por hacer una reforma de calidad, las cosas pueden cambiar en tan solo unos meses.

Este tipo de viviendas son las más rentables a medio plazo. Por ello, ya existen muchas personas que se dedican a adquirir inmuebles de escaso valor, debido a su estado, y reformarlos para sacar de ellos un buen beneficio económico.

Cuál puede ser la revalorización de nuestra vivienda

Ahora que conocemos las mejores reformas para revalorizar nuestra vivienda así como todos los aspectos clave que debemos tener en cuenta, es el momento de centrarnos en el precio que podremos conseguir después de habernos puesto manos a la obra.

Cuánto cuesta una reforma

Aunque ya hemos visto algunos precios de las reformas más importantes, para hacernos una idea, una reforma de un piso de unos 90 metros cuadrados nos puede suponer un desembolso de unos 50 000 euros.

Este precio puede cambiar según el tamaño de nuestro inmueble, su estado, y también del tipo de reforma que deseemos hacer, así como el acabado de los nuevos materiales empleados para actualizar la vivienda.

A cuánto puede ascender el precio final

Sin embargo, aunque 50 000 euros nos pueda suponer un desembolso elevado, siempre es bueno pensar en el largo plazo, ya que esta será la clave principal a la hora de conseguir más dinero.

Para lograr una revalorización de nuestra vivienda, primero tenemos que invertir dinero en la misma. Después, podremos conseguir ese aumento del valor de entre el 10 y el 20 % prometido.

Si queremos una idea más precisa, de forma general y si sabemos bien cómo hacer la reforma, podremos conseguir el doble de lo invertido.

Es decir, si invertimos 10 000 euros, por ejemplo, nuestra vivienda se podrá revalorizar y conseguir doblar la inversión, situándonos en un aumento de 20 000 euros sobre el precio final.

En definitiva, la revalorización de una vivienda pasa por hacer una buena reforma, aspecto clave a la hora de venderla o alquilarla con un beneficio mayor.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: