Seguros 101

Comparativa de seguros de hogar: qué debe tener un buen seguro de hogar

20/6/2022
por
Tuio
Según una encuesta realizada por la OCU, “68% de los usuarios han dado parte a su seguro de hogar al menos una vez en los últimos 5 años”.

De un tiempo a esta parte, es fácil que nos sintamos confundidos al visualizar ciertos anuncios de seguros de hogar que publicitan unas tarifas que, por bajas, parecen incluso irreales.

En estos casos, quien ya es titular de un seguro de hogar tiende a dudar de la veracidad de las ofertas, pero también se pregunta si no será que su compañía actual se está aprovechando de su buena fe.

La realidad es que ni esas ofertas son tan buenas ni las compañías con oficinas físicas son tan malas. Veamos el por qué real de esas diferencias de precio:

¿Qué es un seguro de hogar?

Un seguro de hogar es una póliza que cubre los daños ocasionados en el continente y en el contenido de nuestra vivienda.

Pero estos daños no son cubiertos siempre, sino solo en aquellas circunstancias que están especificadas en las condiciones generales y particulares de cada póliza.

Las circunstancias y los conjuntos de causas susceptibles de originar un siniestro es a lo que denominamos coberturas del seguro. Y son las coberturas las que determinan que un seguro de hogar sea barato o sea caro.

Antes de entrar en materia, tengamos claro que un seguro de hogar muy barato nos va a salir muy caro en caso de siniestro grave, y viceversa.

¿Qué debe tener un buen seguro de hogar?

Como con cualquier otro producto o servicio, hay seguros de hogar muy buenos y otros que son bastante malos.

Analicemos qué coberturas tiene que incluir nuestra póliza para poder considerar que nuestro seguro de hogar es bueno:

Incendio y robo

Son las coberturas más básicas de un seguro de hogar y cubren cualquier daño sufrido en el continente y en el contenido a causa de estos dos tipos de siniestros.

Estas dos coberturas suelen estar incluidas en todas las pólizas, pero no ocurre lo mismo con las siguientes.

Daños por agua

Estaremos cubiertos ante cualquier desperfecto ocasionado por fugas de agua procedentes de cañerías, tuberías, grifos y desagües.

Daños estéticos

Nos garantiza que cualquier reparación dejará los bienes afectados en un estado estético uniforme, evitando la reposición parcial de azulejos, baldosas, parquets, sanitarios, puertas o ventanas con materiales estéticamente distintos a los originales.

Riesgos eléctricos

Cualquier daño en aparatos electrónicos y eléctricos o instalación eléctrica estará cubierto, siempre y cuando el mismo se deba a variaciones de la tensión eléctrica de la red o a la caída de un rayo.

Fenómenos atmosféricos

Los daños producidos por viento, lluvia, inundaciones y pedrisco correrán por cuenta de la aseguradora.

Es una cobertura de bajo precio, aconsejable en pisos e imprescindible en viviendas unifamiliares.

Apertura de puertas y sustitución de cerraduras

Nos evita cuantiosos gastos de cerrajería urgente en caso de olvido en el interior, extravío o robo de nuestras llaves, especialmente si la incidencia ocurre en festivo u horario nocturno.

Contratando los riesgos señalados hasta ahora, dispondremos de un seguro de hogar que nos cubrirá las incidencias más frecuentes, protegiéndonos de perjuicios económicos considerables.

Coberturas adicionales

Ahora bien, si deseamos rizar el rizo y tener el seguro de hogar más completo del mercado, entonces disponemos de una buena cantidad de coberturas que podemos contratar adicionalmente.

No están disponibles en todas las compañías, pero las aseguradoras más prestigiosas disponen incluso de más opciones para los clientes de altas exigencias.

Todo riesgo accidental

Cubre las roturas o desperfectos causados accidentalmente en muebles y enseres, con la excepción de electrodomésticos y dispositivos tecnológicos.

Por ejemplo, si al trasladar una TV se nos cae sobre una mesa de cristal y ambos resultan dañados, el seguro de hogar nos indemnizará por la mesa pero no por el televisor.

Todo riesgo tecnológico

Si queremos cubrir las averías o roturas accidentales de aparatos como equipos musicales, televisores, ordenadores, periféricos, etc., esta es la garantía que contrataremos.

La cobertura está supeditada a la antigüedad del dispositivo, por lo que es necesario disponer de las facturas de adquisición para que nuestro seguro de hogar se haga cargo de los costes de reparación de los dispositivos tecnológicos, o de su sustitución si económicamente no interesa repararlos o son irreparables.

Bricolaje en el hogar

Cobertura pensada para aquellos que no tienen habilidades manuales o, sencillamente, no quieren perder el tiempo en pequeños arreglos o adecuaciones domésticas.

La compañía de seguros enviará personal cualificado para realizar tareas como montaje de muebles, obras menores o tareas como colgar una lámpara, pintar una habitación o reparar una fuga de un radiador.

El servicio está limitado a dos o tres servicios anuales, según la compañía, y cada intervención durará un máximo de tres horas, corriendo los costes de los materiales empleados por cuenta del asegurado.

Reparación de electrodomésticos

Si deseamos olvidarnos de las inoportunas y costosas averías de los electrodomésticos, entonces contrataremos esta garantía adicional.

Quedan cubiertas todas las averías de los electrodomésticos de línea blanca, siempre que su antigüedad no supere el número de años estipulados en el contrato.

Si el electrodoméstico resulta ser irreparable o la reparación es excesivamente cara, la aseguradora restituirá al asegurado el importe correspondiente a un aparato de similares características.

Es importante conservar los justificantes de compra a fin de poder certificar la antigüedad en caso de avería.

Asistencia en el hogar

Con esta cobertura, la aseguradora se compromete a enviar a nuestra casa a personal sanitario, de servicio doméstico e incluso docente, si a causa de un siniestro alguna persona ha quedado impedida y necesita cuidados especiales o asistencia en las tareas del hogar.

Accidente fuera del hogar

Los asegurados podrán beneficiarse de los anteriores servicios de asistencia en el hogar cuando hayan sufrido un accidente fuera del mismo que le acarree algún tipo de impedimento físico grave.

Evidentemente, todas estas coberturas adicionales pueden suponernos un buen pico si decidimos contratarlas todas.

A cambio, prácticamente no existirá ningún incidente en nuestro domicilio que no quede cubierto por las garantías de nuestro seguro de hogar.

¿Cuáles son los mejores seguros de hogar según la OCU?

La OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) es una entidad no gubernamental entre cuyas finalidades se encuentra la realización de estudios independientes para orientar a los consumidores.

Los datos que presentamos proceden de un estudio publicado oficialmente por esta organización en el año 2019. Para realizarlo, han preguntado a sus propios socios por el grado de satisfacción con las coberturas de sus seguros de hogar, según compañías aseguradoras.

La clasificación de compañías de seguros con mayor número de clientes satisfechos con su póliza de hogar está encabezada por:

  • Atlantis, con una puntuación de 68 sobre 100.
  • Mapfre, con 65 puntos.
  • Catalana Occidente y Santa Lucía, con 62 puntos
  • Allianz y Plus Ultra, con 61 puntos
  • Ocaso, con 60 puntos

El listado completo está disponible en la página web de la OCU y cualquier persona interesada puede consultarlo sin necesidad de ser asociado.

¿Cuánto cuesta un seguro de hogar?

Los precios varían en función del prestigio de la aseguradora y las coberturas incluidas. Las compañías más solventes suelen ser algo más caras, pero a cambio dan mejor servicio y ponen menos impedimentos a la hora de indemnizar o reparar.

Hemos solicitado una cotización a una aseguradora de prestigio, al objeto de poder hacernos una idea clara. Para una misma vivienda nos ofrecen una póliza muy básica, otra que incluye las coberturas primordiales que ya hemos señalado y otra que cubre también las coberturas opcionales.

El cálculo está realizado para una un piso de 125 metros cuadrados, situado en un distrito de nivel medio correspondiente a una capital de provincias, con un continente calculado según datos catastrales de 80 000 euros y un contenido estimado de poco más de 25 000 euros:

  • La póliza anual con las coberturas más básicas estaría en torno a los 110 euros
  • Un buen seguro de hogar para esa vivienda nos saldría por unos 210 euros al año
  • Y la póliza con todas las coberturas que hemos visto nos costaría, aproximadamente, 540 euros anuales.
¿Es buena idea contratar el seguro de hogar más básico?

Como vemos, la diferencia entre la primera y la segunda póliza de hogar nos supondría poco más de 8 euros al mes, por lo que pensamos que no hay duda en la elección:

  • Con la primera opción nos encontraremos indefensos ante cualquier cosa que vaya poco más allá de un robo o un incendio.
  • Con la segunda estaremos perfectamente cubiertos ante los siniestros más habituales.

Y con la tercera nos habremos blindado ante cualquier percance que pueda ocurrir dentro de la casa. Pero en este caso, la diferencia dineraria es más relevante: estaríamos hablando de un sobrecoste de casi 30 euros mensuales, respecto a la segunda alternativa.

Así que la decisión de optar entre el seguro de hogar más completo del mercado y un seguro de hogar con coberturas muy aceptables la dejamos al criterio del lector, que es quien mejor conoce sus necesidades y su capacidad adquisitiva.

Lo que sí que aconsejamos vivamente es desechar la idea de cualquier póliza que solo incluya las coberturas básicas, porque una cosa es segura: en caso de siniestro nos arrepentiremos de nuestra elección, pero ya será demasiado tarde.

Y una recomendación final: también hay que revisar cuidadosamente los importes de las indemnizaciones y de las franquicias, para evitar sorpresas desagradables en caso de siniestro.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: