Hogar

¿Hasta qué hora se puede hacer ruido en casa?

7/7/2022
por
Tuio
Son muchos los españoles que sufren las molestias de los ruidos de sus vecinos ruidosos. De hecho, el 16 % de los españoles sufren de este problema.

Cuando nos vemos afectados por este problema, es común que nos preguntemos hasta qué hora se puede hacer ruido en casa. Para saberlo, deberemos consultar la Ley de Ruidos, así como las ordenanzas municipales del lugar en que residamos.

No solo es importante conocer qué hacer con los vecinos ruidosos, sino también saber qué multa por ruido en casa se pueden imponer y cómo se ha de proceder con el horario de las obras en casa. De hecho, las denuncias a los vecinos ruidos han aumentado en un 60 % y las multas que estos pueden llegar a pagar ascienden hasta los 3000 euros en caso de no respetar los horarios establecidos por la normativa. Es por ello tan importante conocer todo lo relativo al ruido en casa.

¿Cuál es el horario para hacer ruido en casa?

Los niveles de ruido legales se encuentran regulados en la Ley 37/2003 del Ruido. No obstante, esta Ley no regula el denominado ruido doméstico, por lo que serán las entidades locales los que determinarán, a través de sus ordenanzas municipales, los niveles legales de ruido doméstico. Así pues, la gestión y regulación del ruido es competencia local, lo que quiere decir que serán los Ayuntamientos los que tendrán competencia para determinar el horario durante el que se puede hacer ruido. No obstante, y aunque habrá que estar a la ordenanza municipal en cuestión, todas son muy similares y establecen límites horarios para los ruidos muy parecidos.

Por norma general, las franjas horarias durante las que se puede hacer ruido en casa son las siguientes:

  • De lunes a viernes: de 8 de la mañana a 9, 10 u 11 de la noche se podrá hacer ruido en casa. Así pues, durante esta franja horaria se podrá escuchar música en el domicilio, celebrar una fiesta, realizar una mudanza o llevar a cabo obras en el domicilio. No obstante, esto no significa que no existan ciertos niveles de ruidos, por lo que no se podrá hacer ruido por encima de determinado nivel de decibelios.
  • De sábado a domingo y días festivos: en este caso, la franja horaria durante la que se podrá hacer ruido se reduce y será de 9 y media de la mañana a 9 de la noche. En este caso, todos los municipios están obligados a seguir la misma regulación, por lo que no podrán alargar esta franja horaria.

Estas son las franjas horarias mayoritarias durante las que se podrá hacer ruido. No obstante, hay municipios en los que se tolera más el ruido como Bilbao, Zaragoza y Valencia, ciudades en las que se podrá hacer ruido hasta las 10 de la noche, y municipios como Barcelona y Madrid en los que se prohíbe hacer ruido a partir de las 9 de la noche.

¿Qué pasa con las obras?

Si queremos hacer obras en casa se deberá tener en cuenta la normativa en materia de ruidos del municipio en que radique la vivienda. No obstante, no solo nos debemos fijar en las ordenanzas municipales reguladoras del ruido, sino también en las normas de convivencia que estén establecidas en los estatutos y en el reglamento de régimen interno aprobados en la comunidad de propietarios.

Así pues, la realización de las obras deberá llevarse a cabo en las franjas horarias anteriores y, además respetar los estatutos y el reglamento de régimen interno de la comunidad de vecinos. No obstante, se podrán llevar a cabo las obras siempre y cuando la comunidad de vecinos apruebe expresamente la realización de las mismas fuera de las franjas horarias anteriores.

No obstante, en caso de que se precise la utilización de maquinaria para llevar a cabo las obras, el ruido por obras solo se podrá hacer hasta las 9 de la noche de lunes a viernes y hasta las 8 de la tarde los fines de semana y días festivos, por lo que el horario se reduce bastante en la mayoría de los municipios.

¿Cuál es el número máximo de decibelios permitido?

Como ya hemos dicho, no solo deberás tener en cuenta el horario durante el que se puede hacer ruido en casa, sino también el nivel de ruido que se puede hacer. ¿Puedo, entonces, celebrar una fiesta en casa? Por supuesto, siempre que se respete la franja horaria correspondiente y el número máximo de decibelios.

Aunque el número máximo de decibelios permitido también es de competencia municipal, lo cierto es que la gran mayoría de los Ayuntamientos permiten un número máximo de 35 decibelios durante el día y un número máximo de 30 decibelios durante la noche. Así pues, siempre que no se superen estos decibelios, se podrá hacer cualquier actividad, tanto por el día como por la noche.

¿Cómo podemos saber si estamos haciendo una actividad que supera el número máximo de decibelios permitido? Veámoslo:

  • Hasta los 30 decibelios: en este grupo se encuentran las pisadas o las conversaciones en voz baja. En definitiva, ruidos bajos.
  • De 30 a 60 decibelios: en este grupo se encuentran sonidos más agudos que se suelen producir en oficinas o como consecuencia de una conversación normal.
  • Más de 60 decibelios: en este grupo se encuentran ruidos molestos como el tráfico en una ciudad o el ruido que produce el despegue de un avión.

Multas por ruido en casa

Como ocurre con todo lo anterior, cada Ayuntamiento impone sus propias sanciones y multas por hacer ruido en casa. En cualquier caso, hacer ruido fuera de los horarios establecidos o por encima del número máximo de decibelios permitidos conllevará importantes sanciones.

Aunque las sanciones dependerán del Ayuntamiento, normalmente suelen consistir en sanciones leves, graves y muy graves. Son las siguientes:

  • Infracción leve: esta infracción lleva aparejada una sanción de hasta 750 euros. Implica la realización de ruidos que excedan en 4 decibelios el número máximo que permite la normativa. También constituirán infracciones leves la realización de mudanzas, los gritos o la celebración de fiestas ruidosas fuera de las franjas horarias permitidas.
  • Infracción grave: en este caso, la infracción llevará aparejada una sanción de hasta 1500 euros. Implica la realización de ruidos que excedan en 7 decibelios el número máximo que permite la normativa. También constituirá infracción grave impedir u obstaculizar el control del ruido.
  • Infracción muy grave: en este caso, la infracción llevará aparejada una sanción económica de hasta 3000 euros. Implica la realización de ruidos que excedan en más de 7 decibelios el número máximo que permite la normativa. También constituirán infracciones muy graves la realización de obras en aquellas franjas horarias en que no esté permitido.

¿Qué hacer si tengo un vecino ruidoso?

Son muchos los vecinos que no respetan las ordenanzas en materia de ruidos. En estos casos, el malestar en la comunidad de vecinos se puede prolongar durante bastante tiempo, por lo que será necesario saber cómo lidiar con vecinos ruidosos. Veamos cómo hacerlo siguiendo los siguientes pasos:

  1. Habla con el vecino ruidoso: lo primero que se ha de hacer, antes de recurrir a otras vías, es hablar con el vecino que está haciendo ruido para intentar llegar a un acuerdo. No obstante, a veces la vía amistosa no funciona, en cuyo caso se deberán seguir otras vías.
  2. Habla con el presidente de la comunidad de vecinos: cuando la vía amistosa no da sus frutos, lo mejor es hablar con el presidente de la comunidad para que sea él quien llegue a un acuerdo con el vecino ruidoso.
  3. Denuncia a la policía: si el vecino continúa con la conducta ruidosa a pesar de que el presidente le haya pedido el cese de la misma, puedes denunciar los hechos a la policía. La policía podrá medir el nivel de ruido, de forma que se podrá saber si se ha superado el número máximo de decibelios permitidos. Esto es importante para poder llevar a cabo el siguiente paso.
  4. Demanda de la comunidad de vecinos: si todo lo anterior no da frutos, la comunidad de vecinos podrá acudir a la vía judicial e interponer la correspondiente demanda. Para ello, el presidente de la comunidad deberá convocar una junta extraordinaria en la que se pedirá la autorización de los propietarios para interponer una demanda en los juzgados contra el vecino ruidoso. En caso de interponer demanda, tendrá lugar un proceso judicial que podrá terminar con una demanda que estime lo que la comunidad de vecinos quiere. En este caso, el vecino ruidoso deberá cesar su actitud y, además, es posible que tenga que pagar una indemnización por daños y perjuicios a la comunidad de vecinos.
  5. Interpón una demanda tú mismo: si la comunidad de vecinos acuerda no hacer nada contra el vecino ruidoso, siempre podrás interponer tú mismo una demanda contra el vecino en cuestión. En este caso, lo mejor es dejar el asunto en manos de profesionales del Derecho, ya que puede ser un procedimiento complejo y largo.

Sin duda, proceder contra un vecino ruidoso puede ser un proceso costoso y largo. Por ello, lo mejor es contar con uno de nuestros seguros de hogar, ya que incluyen asistencia jurídica en estos casos. En definitiva, lo mejor es dejar este asunto a cargo de profesionales que nos allanen el camino.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: