Alquiler

Quién debe contratar el seguro de hogar si estoy de alquiler, ¿mi casero, o yo?

20/6/2022
por
Tuio
Descubre quién se debe hacer cargo de asegurar el continente y el contenido cuando vives de alquiler.

La relación entre arrendador (propietario del inmueble) y arrendatario (inquilino), puede prolongarse a lo largo de varios años. Por eso, es importante que se desarrolle lo mejor posible. Una buena forma de evitar problemas, es contar con un seguro para inquilinos. Porque si siempre es de vital importancia contar con un buen seguro de hogar, lo es todavía más cuando la vivienda está alquilada.

Lo que cubre el seguro de tu casero

Pólizas como las de nuestro seguro de hogar ofrecen la protección básica que necesita una vivienda, e incluso algunos beneficios extra. Aunque cada seguro es diferente, hay una serie de riesgos que siempre se cubren, porque son los imprevistos más habituales.

Daños causados por el agua

Pueden producirse a causa de una filtración de agua desde la azotea, por la rotura de una tubería dentro de la vivienda, por un grifo que se ha quedado abierto, por romperse la goma de la lavadora y salirse el agua de la misma, etc.

El agua puede causar daños tanto en paredes como en techos, incluso filtrarse a las viviendas colindantes, y los accidentes con este elemento como protagonista son más habituales de lo que parecen. Hasta un 41% de los siniestros atendidos cada año por las aseguradoras están relacionados con los daños por agua. De ahí que todos los seguros cubran este riesgo.

Cristales rotos

Los seguros reciben un aviso por rotura de cristal cada 26 segundos. Puede tratarse del cristal de una ventana, el de una mesa, una puerta, una vitrocerámica… Hasta 1,2 millones de cristales se rompen al año en España. En consecuencia, este riesgo suele ser uno de los primeros que aparece en las pólizas de hogar.

El seguro cubre el continente

En líneas generales, los seguros que contratan los propietarios de viviendas cubren el continente. Es decir, el inmueble en sí mismo. Esto los mantiene protegidos en caso de daños por agua, cristales rotos, daño eléctrico, los efectos de condiciones climatológicas adversas, etc.

Si la casa se alquila amueblada, es posible que el arrendador también haya protegido a través de su seguro de hogar el contenido. No obstante, esto no cubrirá a los bienes personales de su inquilino (muebles, ropa, joyas, etc.)

Lo que cubre el seguro para inquilinos

El seguro de hogar para inquilinos se encarga de dar protección de forma exclusiva a los bienes de quien vive de alquiler.

Por ejemplo, si se produce un robo en la vivienda, pero las cosas que se sustraen eran del inquilino y no del propietario, el seguro de hogar contratado por el propietario no cubrirá el siniestro. Si se tiene un seguro de alquiler para el inquilino, su seguro sí le abonará la indemnización correspondiente por los bienes que haya perdido.

Estas pólizas también incluyen un seguro de responsabilidad civil para el alquiler. Si se produce un daño a un tercero a consecuencia de una acción u omisión del arrendatario, su seguro se hará cargo de los gastos.

Si quien vive de alquiler se marcha de vacaciones y no se ha dado cuenta de que se ha dejado un grifo abierto, y esto causa filtraciones en casa del vecino de abajo, el seguro de la vivienda puede no hacerse cargo, porque la responsabilidad civil no recae aquí sobre su asegurado sino sobre un tercero. Es decir, el responsable es el inquilino, que es quien ha provocado los daños a través de su descuido. Ahora bien, si tiene un seguro para inquilinos, no tendrá que preocuparse por nada, porque este se hará cargo de arreglar los desperfectos.

En muchos casos, este tipo de seguros incluyen una cobertura extra muy interesante. Se trata de la reclamación de la fianza al casero si este se niega a devolverla, incluyendo tanto la reclamación judicial como la extrajudicial.

¿Es obligatorio el seguro para inquilinos?

Los seguros vinculados a la vivienda no son nunca obligatorios. Es decir, no estamos obligados a tener un seguro de hogar, y tampoco un seguro para inquilinos si vivimos de alquiler. No obstante, sí es muy recomendable contratar este tipo de pólizas.

Un inmueble está expuesto a diferentes tipos de riesgos que pueden afectar tanto al continente como al contenido. Para el propietario es fundamental asegurar su propiedad, pero también lo es para el inquilino saber que sus bienes están asegurados en caso de riesgo.

¿Necesito permiso de mi casero para contratar mi seguro de hogar para inquilinos?

No es necesario, cualquier inquilino es libre de contratar el seguro que desee para proteger sus bienes y asegurar su responsabilidad civil. Sin embargo, es conveniente comentarlo con el propietario para evitar una duplicación de coberturas.

Lo que no es posible, en ningún caso, es que el propietario obligue a su inquilino a contratar algún tipo de seguro de hogar.

Los seguros para inquilinos son un producto relativamente nuevo en el mercado, pero especialmente interesante para aquellos que viven de alquiler y no desean estar preocupados por los riesgos a los que puedan estar sometidos sus bienes.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: