Seguros 101

¿Cuál es el precio de un seguro de vida y para qué sirve esta póliza?

20/6/2022
por
Tuio
El seguro de vida es una herramienta muy útil que puede sernos de gran ayuda, pero ¿sabes de verdad para qué sirve?

El seguro de vida es una herramienta muy útil que puede sernos de gran ayuda, pero ¿sabes de verdad para qué sirve?

Seguro que alguna vez te has preguntado qué pasaría si te ocurriera algún accidente, mortal o no, y tus deudas aún no estuvieran saldadas. Nadie quiere dejar en herencia a sus hijos un montón de letras por pagar.

Para este tipo de situaciones y otras aún más complicadas podemos contar con un seguro de vida que garantice que si te encuentras en una situación complicada, sus coberturas hagan que todo sea un poco más sencillo.

Un seguro de vida es aquel que tiene como finalidad principal la de proteger con un respaldo económico al asegurado y sus beneficiarios para que, en el caso en el que se dé una situación complicada, los ingresos que proporciona este producto ayuden a superarla.

Sin duda, su utilidad es muy alta, pero quizás no tengamos muy claro qué tipo de seguro de vida nos conviene o qué coberturas puede tener cada uno de ellos. A continuación vamos a analizar el precio de seguro de vida y todo lo relacionado con este tipo de producto.

¿Para qué sirve un seguro de vida?

Aunque la finalidad principal es la de proporcionar recursos económicos a los familiares en caso de muerte, los seguros de vida actualmente van mucho más allá, puesto que suelen garantizar esos ingresos en caso de invalidez total y permanente.

Con la contratación de un seguro de vida aseguramos que los beneficiarios disponen de ingresos en caso de fallecimiento del tomador del seguro, sustituyendo a las rentas que aportaba este y que muchas veces son necesarias para la subsistencia de una familia.

Quizás no te encuentres en este caso porque no tienes familia y, por lo tanto, en caso de fallecimiento no dejarás a nadie en situación de necesidad económica. Si tu situación es esta, dependerás únicamente de tus ingresos y puede ocurrir un accidente que elimine tus posibilidades de trabajar, con una invalidez absoluta y permanente. Para estos casos también puedes garantizarte unos ingresos mediante la contratación de un seguro de vida.

¿Qué cubre el seguro de vida?

Ahora que ya sabemos para qué sirve el seguro de vida, vamos a analizar en profundidad las posibles coberturas que podemos garantizar con él:

  • El riesgo principal, en este caso, es el fallecimiento del asegurado. Aunque pueda parecer que la muerte por cualquier causa está cubierta, en las condiciones de muchas pólizas podemos encontrar exclusiones para algunas situaciones, como por ejemplo la práctica de deportes de riesgo, en las que el beneficiario no estaría cubierto. Además, en algunos casos, como el suicidio, existe periodo de carencia. Por todo ello es muy importante leer muy bien las cláusulas de la póliza de seguro antes de contratarla.
  • Riesgos adicionales, como pueden ser la incapacidad permanente o el fallecimiento por causas especiales.
  • La cobertura de enfermedad grave cubre el riesgo de padecer una enfermedad grave. Este riesgo suele tener limitaciones por edad.
  • Incapacidad temporal o permanente, tanto en el ámbito personal como en el laboral.
  • Incapacidad o fallecimiento por accidente, consiste en una compensación extra en caso de que se produzca la incapacidad o fallecimiento en un accidente, incluyendo accidente de tráfico.

Como se puede ver, las coberturas de un seguro de vida incluyen una amplia variedad de riesgos que pueden ocurrir en el transcurso de nuestro día a día. Es por ello que aportan tranquilidad y seguridad para el asegurado y los beneficiarios, cubriendo las posibles situaciones de necesidad o precariedad que pudieran darse derivadas de un fallecimiento o invalidez.

Tipos de seguro de vida

Aunque todos los seguros de vida tienen como finalidad proteger a los beneficiarios en caso de muerte, existen diferentes tipos de seguros de vida. Cada uno de ellos tiene unas características y peculiaridades que hacen que se adapte a un tipo de persona con una necesidad concreta.

Los tipos más comunes de seguro de vida son el ordinario, el temporal y el dotal.

Seguro ordinario de vida

Es el seguro de vida más común.

Cubre el riesgo asegurado durante toda la vida del tomador del seguro, siempre que la póliza esté vigente.

El valor efectivo de este tipo de seguros va asociado al tipo de prima que se paga. Además, este valor puede ser obtenido por el asegurado a través de retiros en los casos en que no haya fallecido en un tiempo determinado, aunque las cuotas son más altas que en otros seguros de vida.

Existen diferentes tipos de seguro de vida permanente:

  • Tradicional: protege al asegurado durante toda la vida a cambio del pago de una cuota constante. Si la póliza deja de estar vigente o el asegurado sobrevive hasta una edad determinada, la aseguradora reembolsará el valor efectivo de la póliza.
  • Seguro de Vida Entera Modificado: en esta póliza se define una variación del valor de la prima a pagar en un momento determinado.
  • Seguro Conjunto de Vida Entera: con este seguro se protege a dos cónyuges y cuando fallece uno se le paga el beneficio al otro y finaliza la póliza.
  • Seguro de Vida Universal: la principal característica de este tipo de seguro de vida es que el asegurado puede modificar los valores asegurados y las primas a pagar, dentro de ciertos límites, así como si el beneficio por muerte será constante o no a lo largo de los años.
  • Seguro de Vida Variable: el valor es colocado en una cuenta de inversión y dicho valor variará en función del rendimiento de esta.
Seguro de vida temporal

En este tipo de seguro, el cliente contará con la póliza durante un tiempo determinado, que puede ir desde unos días hasta varios años. Estos periodos tienen como objetivo cubrir el riesgo de una actividad concreta, como un viaje. Si durante este tiempo no se da la eventualidad para la que ha sido contratado el seguro, la compañía no deberá abonar nada.

Existen diferentes tipos de primas para este seguro:

  • Prima creciente o renovables: este tipo de prima va creciendo anualmente con la edad del asegurado.
  • Prima nivelada o constante: al contrario que en la anterior, la cuota es constante y compensa los años pagados de más con los años pagados de menos en relación con la edad del asegurado.
  • Prima decreciente: este tipo suele darse para garantizar préstamos bancarios y la cuota va disminuyendo al mismo tiempo que el importe pendiente para, por ejemplo, préstamos bancarios.
Seguro de vida dotal

Cuando se contrata este tipo de pólizas se pretende conseguir tanto ahorro como protección, ya que se asegura el fallecimiento del contratante, pero, en caso de que no suceda la defunción se puede obtener el importe ahorrado.

Además, este tipo de seguro ofrece la posibilidad de repartir el dinero asegurado entre sus beneficiarios aunque el asegurado no haya fallecido.

Respecto a las cuotas, estas pueden ser:

  1. Durante el tiempo necesario para conseguir ahorrar el importe deseado.
  2. Durante el periodo acordado entre aseguradora y asegurado.
  3. Pago anual con aportaciones eventuales al ahorro.

¿Cuánto cuesta este tipo de seguro?

Como casi todos los seguros, incluido por ejemplo el seguro médico, u otros productos que se desee contratar, el precio de seguro de vida es variable en función de diferentes características.

Para realizar un cálculo del precio del seguro de vida, uno de los aspectos determinantes es la edad del asegurado al contratar la póliza, puesto que a mayor edad se presupone que existen más posibilidades de que la persona que contrata el seguro fallezca sin haber satisfecho el importe suficiente para cubrir la indemnización que recibirán los beneficiarios. Por tanto, a mayor edad se tenga a la hora de contratar el seguro de vida, mayor será la prima a abonar.

Además, en función de las coberturas que se hayan contratado en la póliza, el precio será inferior o superior. Así, los seguros básicos solo cubren el fallecimiento del tomador en determinadas circunstancias, mientras que los más completos tienen cobertura para los riesgos de invalidez permanente, así como fallecimiento en accidente. Los primeros tendrán una prima mucho más baja en comparación con los segundos.

Por último, la prima variará de forma importante en función del capital asegurado en la póliza. Es decir, en los casos en que se pacte una mayor indemnización para los riesgos cubiertos por el seguro, mayor será la prima que deberemos abonar.

Es aconsejable analizar qué tipo de seguro se adapta a nuestras necesidades y así contratarlo con el máximo conocimiento y a una edad adecuada para evitar primas más altas.

Como hemos visto, el seguro de vida sirve para proteger económicamente a los beneficiarios en caso de fallecimiento del tomador mediante el cobro de una indemnización o para garantizar unos ingresos al tomador en caso de invalidez permanente. Existen principalmente tres tipos de seguros de vida: ordinario, temporal y dotal, que tienen unas características especiales que otorgan la posibilidad de adaptarse a cualquier tipo de persona. El precio de seguro de vida será diferente en función de variables como la edad, las coberturas o el capital asegurado.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: