Coberturas

Diferencia entre robar y hurtar: cómo saber qué cubre tu compañía de seguros

7/7/2022
por
Tuio

¿Sabes la diferencia entre robo y hurto? En este artículo te contamos en qué consiste tanto delito y cuál es la diferencia entre robar y hurtar, ya que resulta muy importante conocer las diferencias entre ambos tipos penales a la hora de notificar lo ocurrido a tu compañía de seguros.

Sin embargo, y debido a que son dos delitos muy parecidos (ambos consisten en sustraer un bien ajeno), son muchos los que confunden ambos tipos penales. De hecho, es bastante común que se confunda el hurto en una casa con el robo en la vivienda. Esto ocurre cuando, por despiste, dejamos la puerta de casa abierta y el ladrón aprovecha para entrar y hurtar. Al no haber fuerza en las cosas (forzar la cerradura o romper una ventana para entrar, por ejemplo), es un hurto y no un robo como se suele pensar.

¿Qué es un hurto?

Regulado en el artículo 234 del Código Penal, un hurto es un delito que consiste en apropiarse de cosas muebles ajenas sin la voluntad de su legítimo propietario. Este delito está castigado con una pena de prisión de 6 a 18 meses si el importe de lo hurtado es superior a 400 euros. No obstante, si el importe de las cosas hurtadas no supera los 400 euros, el hurto será castigado con una pena de multa de 1 a 3 meses.

Ilustremos la definición de delito de hurto con un ejemplo, de forma que sea más fácil de comprender. Imaginemos que estamos caminando por la calle y un carterista nos roba la cartera. En este caso, el carterista nos ha hurtado la cartera con el dinero que había en su interior. Todo esto lo ha hecho sin nuestra voluntad, pero para llevar a cabo el hurto el carterista no ha tenido que hacer uso de la fuerza o la intimidación. En cuanto a la pena, esta dependerá de la cantidad de dinero que hubiera en la cartera.

¿Qué es un robo?

Regulado en el artículo 237 del Código Penal, un robo es un delito que consiste en apropiarse de cosas muebles ajenas haciendo uso de la fuerza en las cosas o de violencia o intimidación en las personas, tanto para ejecutar el delito como para asegurar la huida del culpable, así como contra las personas que socorrieran a la víctima de robo. El robo con fuerza en las cosas estará castigado con una pena de prisión de 1 a 3 años, mientras que el robo con violencia o intimidación en las personas está castigado con una pena de prisión de 2 a 5 años.

Pongamos un ejemplo para entender mejor la definición de robo. Un robo con fuerza en las cosas es aquel que se lleva a cabo, por ejemplo, cuando se fuerza una cerradura para entrar al local y robar la caja registradora. Un buen ejemplo de robo con intimidación o violencia sobre las personas es un robo a punto de navaja. Así, el uso de un arma blanca para hacerse con las pertenencias o el dinero de una persona constituye violencia o intimidación sobre la víctima del robo.

¿Cubre la compañía de seguros los hurtos?

Los seguros del hogar, al contrario de lo que solemos pensar, no solo cubren los riesgos que tienen lugar en el interior de nuestra vivienda, sino que algunos seguros ofrecen ciertas coberturas fuera del domicilio.

Así pues, dependiendo de la compañía de seguros y del tipo de póliza el hurto fuera del domicilio estará cubierto o no. Habría que ver, por tanto, las coberturas y garantía de la póliza de seguro en concreto que hubiéramos contratado.

En cualquier caso, una vez haya ocurrido el hurto, deberás comunicarlo a tu empresa de seguros para dar parte del hecho. La compañía de seguros exigirá, para poder aplicar la cobertura, algún comprobante y documento que acredite que los objetos sustraídos existen. Un buen comprobante es un tique de compra, una factura o un albarán, aunque también valdrán los embalajes de los mismos o sus accesorios. No obstante, en caso de no disponer de estos comprobantes, la compañía de seguro hará uso de los baremos que utilizan para valorar el precio de las cosas hurtadas. Las tasarán y podrás reclamar la correspondiente indemnización.

¿El seguro de hogar cubre el hurto en tu domicilio? Tal y como ocurre con el caso anterior, dependerá de la póliza de seguro que hayas contratado con tu aseguradora. Así, los seguros de hogar que cubren solo el continente no cubrirán los hurtos en tu vivienda. Sin embargo, si tu seguro de hogar cubre tanto el contenido como el continente, la compañía de seguros te indemnizará por los hurtos que se hubieran producido en tu hogar. No obstante, son muchas las aseguradoras que no cubrirán el hurto en casa en los siguientes casos:

  • Descuido: cuando el hurto se haya producido por un descuido —por ejemplo, dejar abierta la puerta de casa—, la compañía no lo cubrirá.
  • Negligencia: tampoco se cubrirán los hurtos que sean consecuencia de una negligencia —por ejemplo, cuando no hubieras conectado la alarma en el momento de producirse el hurto—.

Cobertura de la compañía de seguros ante robos

Las compañías de seguro suelen cubrir el robo en el domicilio y fuera de él. De esta forma, si un ladrón entra con violencia en tu casa, por ejemplo, forzando la puerta o rompiendo una ventana, y roba la televisión y el ordenador, la compañía de seguros cubrirá esta apropiación indebida.

En este caso, la indemnización será más cuantiosa que en el supuesto del hurto. No obstante, como ocurre con el hurto, dependerá de la póliza de seguro y de las coberturas que esta incluya la indemnización del robo o no.

En estos casos, es recomendable no tocar nada y llamar a la policía. También se deberá hacer un inventario lo más completo posible de todo lo robado y lo dañado y se habrá de interponer una denuncia formal en un plazo de 72 horas desde el suceso. Asimismo, es fundamental que des parte del robo a tu compañía de seguros en un plazo máximo de 7 días. La compañía de seguros te exigirá la denuncia, el inventario y los documentos que acrediten que efectivamente tenías esos objetos en casa que han sido robados (facturas, tiques, etc.). En un plazo de 40 días la compañía de seguros está obligada a pagar la indemnización correspondiente.

Es importante saber la diferencia entre robo y hurto a efectos de solicitar la indemnización a la aseguradora. Sobre todo, si se tiene que, de acuerdo con los datos del Ministerio del Interior, en España se produjeron 98 520 robos en vivienda y 142 780 robos con fuerza en domicilios. Es por ello fundamental contratar un buen seguro, tal es el caso de nuestros seguros de hogar.