Consejos y trucos

Humedad por condensación: causas y soluciones

20/6/2022
por
Tuio
Son muchas las casas que sufren de humedades por condensación en la época de invierno. Te contamos cómo prevenir su aparición y qué es lo que las provoca.

Si notamos frecuentemente que las ventanas de nuestra casa se empañan con cierta frecuencia, debemos ponernos alerta, ya que podemos tener problemas de humedad por condensación en nuestro hogar. Este enemigo silencioso es conveniente ponerle solución cuanto antes, porque puede traer consecuencias graves traducidas en daños a nuestras paredes y techos e, incluso, a la salud nuestra y de los que conviven con nosotros.

Malos olores, suciedad, manchas, sensación de disconfort y, lo que es peor, problemas respiratorios y físicos en las personas, pueden ser algunas de las causas que pueden originarse si no se la trata a tiempo. ¿Quieres saber cómo combatirla? Te lo contamos a continuación.

Las causas de la humedad por condensación

La humedad por condensación se origina cuando el vapor de agua que tiene el aire se transforma en líquido cuando entra en contacto con una superficie fría. Es el efecto que notamos cuando vemos una ventana empañada; esas gotitas de agua que vemos en el cristal son producidas cuando la temperatura interior de nuestra vivienda es superior a la temperatura del exterior.

En un principio, esto no tiene por qué plantear ningún problema, normalmente con abrir un poco las ventanas eliminamos este efecto. Pero en algunas ocasiones, esas humedades por condensación aparecen en elementos estructurales de nuestra casa, como en las paredes o en techos, y pueden originar problemas de moho que sí pueden representar un problema serio, ya que son perjudiciales para nuestra salud pudiendo producir importantes afecciones respiratorias.

La humedad en una habitación por condensación normalmente se suele dar por una ventilación deficiente. Pero hay otras actividades que realizamos en una casa que pueden originarla, como ducharse, cocinar sin colocar tapas, tener la calefacción muy alta o secar la ropa en el interior hacen que el aire tenga un exceso de humedad y cuando entra en contacto con una superficie fría aparezcan las gotas de agua por efecto de condensación.

Así que, si queremos evitar una condensación en paredes y en las ventanas de nuestra casa, esto es lo que hay que intentar hacer:

  • Secar nuestra ropa al aire libre o en una secadora, nunca hacerlo encima de los radiadores.
  • Ventilar cada cierto tiempo nuestra casa, y siempre después de tomar una ducha o un baño caliente, ya que las humedades por condensación son muy habituales en los baños.
  • No poner la calefacción muy alta; lejos de disminuirla, la aumenta.
  • Tapar las ollas y cazuelas cuando cocinemos.

En algunas ocasiones, por mucho cuidado que tengamos realizando las acciones descritas anteriormente, podemos tener importantes problemas de humedades en nuestra casa. En esos casos, debemos revisar el aislamiento de nuestra vivienda, ya que puede ser el origen de la humedad por condensación.

¿Por qué es importante prevenir la aparición de humedades?

Las humedades dentro de una vivienda, aparte de ser antiestéticas y de generar malos olores, pueden acabar representando problemas importantes tanto a su estructura como a la salud de las personas que viven en ella. Si nos preguntamos por qué debemos evitarlas, estas son algunas de las razones:

  • Aparición de manchas negras y moho: El moho son las típicas manchas negras que aparecen en paredes y techos y su origen es la humedad. Aunque parezca que es suciedad, nada de eso, es un organismo vivo que puede traspasarse a otros elementos como puede ser a la ropa, a metales, al yeso... Prolifera rápidamente, y si no se le trata a tiempo, acaba esparciéndose por todo el ambiente y puede provocar graves efectos en la salud humana.
  • Hongos y ácaros: Los ambientes con poca luz y húmedos favorecen la aparición de ácaros y hongos. Estos organismos, además de ensuciar nuestras paredes, pueden llegar a estropear nuestras pertenencias y provocar problemas respiratorios y alergias a las personas.
  • Olor a humedad: El olor a humedad no solo es desagradable de aguantar en una casa, sino que además acaba traspasando a la ropa y a nuestros enseres.
  • Deterioro del hogar: Hay una larga lista de problemas que causan las humedades en nuestro hogar; ropa de cama húmeda, desconchones en la pintura, metales que se oxidan, libros que se vuelven amarillos, muebles de madera que se estropean o pudren y un largo etcétera. Afortunadamente, nuestros seguros de hogar pueden encargarse de todo ello.
  • Mayor gasto energético: Cuanta mayor es la humedad haya en una habitación, más difícil será de climatizar tanto en verano como en invierno. Y esto significa dinero; tendremos que tener nuestros equipos trabajando más tiempo y pagaremos más en los recibos energéticos.

Soluciones para la humedad por condensación

Llegados a este punto, ya tenemos muy claro que la humedad por condensación puede ser un enemigo temible en nuestra casa. Pero ¿cómo evitarla? Afortunadamente, hay muchas cosas que podemos hacer, veamos algunas soluciones que pueden ayudarnos a mitigarla.

Ventilar bien

La renovación interior del aire de nuestra casa es necesaria para evitar que el aire estancado tienda a absorber la humedad. Es recomendable abrir las ventanas 10 minutos, un rato por la mañana y otro por la tarde. Y si hemos detectado humedades en los armarios, abrirlos mientras estemos ventilando. También es frecuente que se creen humedades en aquellos sitios detrás de los muebles que están pegados a las paredes. Recomendamos que haya una pequeña separación para evitar todo esto y que haya circulación de aire.

Usar extractores de aire

Los extractores sirven para eliminar la humedad, encender las campanas de la cocina cuando estemos cocinando o los del baño cuando nos estemos duchando, ayudan a prevenir las condensaciones en las paredes.

Usar deshumidificadores

Estos aparatos procesan el aire y absorben la humedad que tiene. No son la solución definitiva, pero sí ayudan sobremanera a reducir el problema de las condensaciones.

Evitar las calefacciones altas

Uno de los errores que se cometen habitualmente es intentar combatir la humedad con un exceso de calefacción, y lejos de mejorar el problema, lo empeora. El aire caliente absorbe mucho más la humedad que el aire frío, y al detenerse la calefacción, el vapor de agua supera la capacidad de absorción del aire y se condensa en paredes y ventanas.

Mejora del aislamiento

Reforzar el aislamiento e impermeabilización de nuestro hogar ayuda no solo a disminuir las humedades por condensación, sino también por filtración o por capilaridad. Aislar paredes y reforzar el puente térmico en ventanas y fachada es uno de los mejores remedios para evitar que el agua se cuele en nuestra casa y, además, ganaremos eficiencia energética. A este respecto, es posible conseguir ayudas y subvenciones para realizar este tipo de obras.

Preguntas frecuentes

No queremos finalizar este artículo sin responder a las preguntas más habituales que se hacen los usuarios de una casa con respecto a las condensaciones que sufren. Estas son algunas de ellas:

¿Cómo evitar la humedad por condensación?

La condensación en viviendas se produce porque la temperatura del vapor en su interior desciende a puntos inferiores a las del punto de rocío. A mayor temperatura ambiente, mayor será la de rocío. Anteriormente, ya pusimos varios remedios para evitarla, pero queremos incidir en la importancia de una buena ventilación. 10 minutos por la mañana y otros por la tarde, es una medida muy eficaz.

¿Cómo saber si es humedad por condensación?

El primer indicio de la aparición de condensaciones son las típicas gotas de agua que se forman en las ventanas. Pero, ya hemos visto que a veces aparecen en las paredes o en los techos. La señal que pueden ser por condensación, y no por otras causas, suele ser la aparición de humedades en las zonas más frías como en las esquinas de encuentros de paredes con techos exteriores o alrededor de las puertas y ventanas que dan al exterior. Y, sobre todo, si detectamos humedades o moho en aquellas zonas que tienen dificultad de respiración, como detrás de muebles, es otro indicio de humedades por condensación.

¿Cómo eliminar hongos por condensación?

En ocasiones, aparece el tan temido moho en nuestras paredes o techos. Cuando detectemos esto, debemos actuar inmediatamente, ya hemos visto lo perjudicial que puede llegar a ser. Lo primero es erradicar la humedad, y en segundo lugar proceder a limpiarlo. Y para ello, lo mejor es emplear soluciones de hipoclorito de sodio. De esta forma eliminaremos rápidamente sus esporas. También podemos usar otros productos como los biocidas industriales que hay en el mercado.

Si no queremos comprar ningún producto, para saber cómo quitar la humedad en una habitación y el moho que haya aparecido, puede emplearse un remedio casero que consiste en diluir lejía en agua. Con ello conseguiremos aniquilarlo.

¿Cómo solucionar problemas de condensación en una vivienda?

Ya lo hemos tratado anteriormente. Tenemos que centrarnos en eliminar la humedad del ambiente, y para ello pueden emplearse ciertos métodos, desde una buena ventilación, humidificadores, el uso de extractores o reforzar el aislamiento e impermeabilización de nuestra vivienda.

La humedad por condensación en una vivienda es uno de los problemas más habituales que pueden tenerse. Afortunadamente, combatirla puede ser bastante fácil, y no debemos dejar que llegue a mayores, ya que en caso contrario puede convertirse en una patología muy difícil y costosa de remediar. ¡Prevenir vale más que curar!, y sabes cómo hacerlo, esperamos que este artículo haya contribuido a ello.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: