Coberturas

Han robado en mi casa: ¿qué debo hacer?

7/7/2022
por
Tuio

Son muchos los españoles que sufren la desagradable experiencia de un robo en su casa, sobre todo ahora que se acerca el verano y las tan ansiadas vacaciones. De hecho, en España se produjeron el verano pasado más de 92.000 robos con fuerza en viviendas, suponiendo más del 40 % de los delitos de este tipo. Así, los robos en vivienda se concentran en los meses de julio a septiembre. Es por eso fundamental saber qué hacer para evitar, en la medida de lo posible, estas situaciones, pero también es de vital importancia saber qué hacer cuando roban en tu casa.

¿Me cubre el robo el seguro de hogar?

Lo habitual es que un seguro de hogar cubra el 100 % de lo robado, si bien en caso de hurto la cobertura suele ser menor, por lo que el asegurado recibirá una indemnización de menor cuantía. En cualquier caso, dependerá de si se ha producido en la casa un robo o un hurto y del tipo de póliza de seguro de que se trate y las coberturas de la misma.

La diferencia entre robo y hurto

Ambos son delitos contra el patrimonio y contra el orden socioeconómico recogidos en el Código Penal. No obstante, se trata de delitos distintos, a pesar de que suelen ser confundidos para aquellos que no están formados en Derecho. Veamos en qué se diferencian uno y otro tipo penal:

  • Tanto el robo como el hurto consisten en la apropiación de un bien mueble ajeno. No obstante, en el robo el ladrón utiliza la fuerza en las cosas o la violencia o intimidación en las personas (por ejemplo, robar una cartera a punta de navaja o robar una casa rompiendo una ventana o forzando una puerta), mientras en el hurto el ladrón no utiliza la fuerza, la violencia o la intimidación (por ejemplo, un carterista que roba una cartera a un turista sin que este se dé cuenta).
  • El robo está castigado con una pena de prisión de entre 1 y 3 años, mientras que el hurto está castigado con una pena de prisión de entre 6 y 18 meses.
La cobertura por contenido

Existen, fundamentalmente, dos tipos de póliza de seguro de hogar. Dependiendo del tipo de póliza que se haya contratado, las coberturas serán unas u otras.

  • Póliza del continente: este tipo de pólizas de seguro de hogar solo cubren los daños que se producen en el hogar en el transcurso de un robo. Esto significa que la compañía de seguros solo cubrirá los daños en la vivienda, tales como la rotura de una ventana o de una puerta o el forzamiento de una cerradura.
  • Póliza de contenido: este tipo de pólizas de seguro de hogar no solo cubren el continente —los daños que sufra la vivienda como consecuencia del robo o del hurto— sino que también cubrirá el contenido de la vivienda. Esto significa que la compañía de seguros indemnizará al asegurado por los objetos que hayan sido robados en su hogar.

Sin duda, la mejor opción es la contratación de una póliza de seguro de hogar de contenido. De esta forma, en caso de sufrir un robo, la compañía nos indemnizará también por los objetos robados, además de por los daños ocasionados en el hogar. No obstante, es fundamental tener muy en cuenta las limitaciones de la póliza de seguro y los objetos que están incluidos en el seguro de hogar. Así pues, hay pólizas que no incluyen cobertura de robo de joyas, equipos profesionales o dinero en efectivo, por ejemplo. Es por ello por lo que los asegurados debemos asegurar todo el contenido de la vivienda, realizando una declaración expresa con aquellos objetos que se desea asegurar. Asimismo, será importante indicar el valor de dichos objetos y aportar documentos (tiques, facturas, fotografías de los objetos, etc.) que acrediten que se poseen y el valor que tienen.

En cualquier caso, y teniendo en cuenta que las circunstancias aseguradas pueden cambiar, es importante que los asegurados actualicemos el valor y el contenido de la vivienda cuando se adquiera otro bien.

Las limitaciones de la póliza

Las pólizas de seguro de hogar tienen ciertas limitaciones de las que dependerán las coberturas. De esta forma, hay ciertos objetos que no estarán cubiertos y cuyo robo no dará derecho a indemnización. Aunque las limitaciones dependen de la póliza en cuestión contratada, lo habitual es que existan las siguientes exclusiones:

  • Objetos que se encuentran en el exterior de la vivienda: todos aquellos bienes que se encuentren en patios, jardines y terrazas (mobiliario de jardín, barbacoa, etc.) no estarán cubiertos por la póliza de seguro.
  • Omisión o negligencia del asegurado: en caso de que el asegurado haya incurrido en un despiste o negligencia, la compañía de seguros no se hará cargo de los hurtos o robos que se lleven a cabo como consecuencia de esta circunstancia. Esto ocurre, por ejemplo, cuando el asegurado se deja abierta la puerta de casa o se olvida de conectar la alarma antirrobos en su hogar.

Esto significa que es fundamental llevar a cabo todas las precauciones necesarias para evitar robos en el hogar, así como analizar las coberturas que incluye la prima del seguro de hogar y las cláusulas que establezcan limitaciones a estas coberturas.

¿Qué debo hacer si roban en mi casa?

Se acerca el verano y los robos en viviendas estarán a la orden del día en todo el país. Aunque lo mejor es prevenir para evitar pasar por esta desagradable situación, es conveniente saber qué hacer ante un escenario de este tipo. Han robado en mi casa, ¿qué hago?

Llamar a la policía

Lo primero que debes hacer si te han robado en casa es llamar a la policía. Si al llegar descubres que la puerta está abierta o ha sido forzada o hay alguna ventana rota, no entres en casa y llama inmediatamente a la policía. Evita tocar el escenario o mover las cosas antes de la investigación, ya que podría dificultar el trabajo de la policía.

Hacer una lista con los objetos robados

Una vez la policía te permita acceder a la vivienda, examina con cuidado todas las estancias de la casa y, a continuación, haz una lista con todo lo que eches en falta. Con todo el detalle posible, deberás hacer un inventario de todos los objetos que hayan sido robados en tu vivienda. Además, es importante aportar los documentos que acrediten que tenías dichos objetos (como tiques o facturas, por ejemplo) y el valor de los mismos. Esto es de vital importancia para que la compañía de seguros nos pague la indemnización correspondiente.

Poner la denuncia

Dentro de las 72 horas siguientes a que se haya producido el robo es preciso que acudas a la policía para interponer una denuncia formal. En la denuncia deberás facilitar el nombre de la empresa de seguros con la que contrataste tu seguro del hogar y solicitar una copia de la denuncia. Esto es fundamental, ya que la aseguradora exigirá la copia de la denuncia para pagar la indemnización correspondiente.

Llamar a la aseguradora

Si tienes un seguro de hogar contratado, deberás llamar a la compañía de seguros y llevar a cabo la correspondiente reclamación.

Así pues, deberás reclamar a tu empresa aseguradora los bienes robados y los daños que se hayan producido en la vivienda. Para ello, es preciso que facilites a la compañía de seguros una copia de la denuncia formal, el inventario con lo robado y lo dañado y todos los documentos que acrediten que estabas en posesión de dichos objetos.

No obstante, no todas las pólizas de seguro son iguales, de forma que las coberturas incluidas dependerán de lo que hubieras contratado en tu seguro de hogar.

¿Cómo protegerte de futuros robos?

Como es mejor prevenir que curar, lo mejor es poner en práctica ciertos consejos para evitar que roben en tu casa. Son los siguientes:

  • Cierra puertas y ventanas: antes de salir de casa comprueba que todas las puertas y ventanas están correctamente cerradas. Además, es recomendable tener una puerta blindada o una puerta con, al menos, dos puntos de cierre.
  • No escondas las llaves: aunque es muy común utilizar algún rincón del hogar para esconder un juego de llaves extra en caso de olvido o de emergencia, lo mejor es no hacerlo (el buzón o la caja de contadores, por ejemplo). Si se hace, se deberá buscar un escondite muy seguro y nada a la vista.
  • No bajes completamente las persianas: esto dará la información a los ladrones de que la habitación se encuentra vacía. Lo mejor es dejar las persianas un poco levantadas para que parezca que hay gente en la vivienda.
  • No dejes objetos de valor en el domicilio: evita dejar dinero en efectivo, joyas u obras de arte en el domicilio durante tu ausencia. Si no queda más remedio, procura que no se encuentren a la vista y que estén guardados en un lugar seguro.
  • No comentes tus planes con desconocidos o en las redes sociales: evita dar información sobre tus vacaciones a desconocidos o publicarlo en las redes sociales, ya que puedes dar información muy valiosa a extraños.

Sin duda, la mejor forma de estar seguros estas vacaciones es contratar uno de nuestros seguros de hogar. Así, si las precauciones fallaran, el seguro de hogar se haría cargo de lo robado y lo dañado en la vivienda.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: