Alquiler

¿Quién tiene que pagar el IBI en el alquiler de una vivienda?

20/6/2022
por
Tuio
‍Si tienes una casa en alquiler o eres el arrendatario de un piso, te habrás preguntado qué impuestos deben pagar cada una de las partes, entre ellos el IBI.

Pero ¿qué es el IBI y quién lo paga? El Impuesto de Bienes Inmuebles, más conocido como IBI, es un impuesto local y directo de tributación anual que grava los derechos reales sobre bienes inmuebles. Entre estos derechos reales se encuentra la propiedad o el usufructo de la vivienda.

El sujeto de este impuesto es el propietario del inmueble, que es la persona obligada a pagar este tributo al Ayuntamiento de la localidad donde esté ubicado el inmueble.

A pesar de que pudiera parecer fácil, muy pocas personas tienen claro qué es el IBI y quién lo paga. Por otro lado, en los casos en que la vivienda está arrendada, quizá no queda tan claro quién es el obligado al pago, si el arrendador o el arrendatario.

A continuación vamos a analizar la cuestión de quién paga el IBI en un alquiler y otros aspectos relacionados con las obligaciones tributarias de las partes cuando se trata de una vivienda arrendada.

¿Quién paga el IBI?

El obligado al pago del Impuesto de Bienes Inmuebles es el sujeto pasivo. De acuerdo con el artículo 63 de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales, son sujetos pasivos las personas naturales y jurídicas que tengan un derecho que constituya un hecho imponible de este impuesto. Entre los hechos imponibles de este impuesto se encuentran el derecho de propiedad de un inmueble.

Sin embargo, existen algunas exenciones:

  1. Los inmuebles de propiedad pública.
  2. Los dedicados a la defensa.
  3. Bienes propiedad de la Iglesia Católica y otras asociaciones confesionales.
  4. Cruz Roja.
  5. Las sedes diplomáticas.
  6. Los inmuebles con la consideración de patrimonio histórico.

Puede darse la situación de que existan varios titulares de un mismo inmueble. En este caso deberán pagar el IBI todos los titulares de forma solidaria, aunque también existe la posibilidad de abonar la parte proporcional de la participación en el inmueble

Lo que parece claro es que, salvo las excepciones ya mencionadas, la persona que ostente la propiedad de un inmueble en cualquier lugar del territorio español será el obligado al pago de este impuesto.

¿Cuándo se tiene que pagar?

Debido a que el IBI es un impuesto de carácter local, el Ayuntamiento de cada localidad establecerá un calendario de pago. En este calendario se especificará el periodo voluntario para hacer efectivo el pago del impuesto. En caso de no realizarse, la deuda será exigida en vía ejecutiva junto con el recargo y los intereses correspondientes.

Un ejemplo de calendario de pago para el impuesto sería establecer el periodo voluntario de pago del mismo entre el 1 de junio y el 31 de julio del año en curso. En caso de no abonarlo entre las fechas indicadas, empezarán a añadirse los intereses y otros recargos.

¿Cómo se calcula el IBI?

Para el cálculo del IBI se toma como referencia el valor catastral del inmueble para el que queremos conocer el importe. Este valor puede consultarse a través de la Sede Electrónica del Catastro o consultando un recibo del IBI de años anteriores.

Cada Ayuntamiento establece un tipo impositivo que se aplicará al valor catastral de la vivienda. Estos coeficientes oscilan entre el 0,4 % y el 1,3 % para los inmuebles de carácter urbano.

Al importe resultante de la aplicación del coeficiente se aplican, en ocasiones, una serie de bonificaciones para las familias que cumplen ciertas características, como familias numerosas o por la instalación de placas solares, que podrán ser diferentes en función de la localidad donde se ubique la vivienda.

¿Qué impuestos debe pagar el arrendador?

Aunque, según el artículo 20 de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), el pago de los gastos debe ser acordado entre las partes firmantes del contrato de arrendamiento, es habitual que el propietario haga frente a algunos costes, como los tributos o la comunidad.

En el caso del Impuesto de Bienes Inmuebles, este grava la propiedad de un inmueble, por lo que parece lógico que sea el arrendador el que abone el importe correspondiente a este impuesto.

Además, el propietario de la vivienda debe declarar el importe recibido por las rentas del contrato de alquiler en la declaración de la renta.

¿Cuáles le corresponden al arrendatario?

En el caso del arrendatario, como hemos comentado, dependerá de lo acordado por las partes en el contrato de arrendamiento.

Entonces, ¿quién paga la basura en un alquiler? En lo relativo a la Tasa de Basuras, es el inquilino el que se hace cargo de pagar el importe correspondiente, ya que es el arrendatario el que disfruta del servicio de recogida de basura.

El Impuesto de Transmisiones Patrimoniales que, en este caso grava el derecho a utilizar la vivienda a cambio de una renta pactada, corresponde al arrendatario.

¿Quién paga el IBI en caso de compraventa?

Una de las situaciones en las que surgen más dudas acerca del obligado al pago del IBI es en el caso de una transmisión de un inmueble, por ejemplo una compraventa.

Lo que suele hacerse es seguir lo establecido por la Ley, que dice que el Impuesto de Bienes Inmuebles debe ser abonado por la persona que figure como titular el día 1 de enero. Por tanto, aunque ese inmueble se vendiera pocos días después, el titular original debe hacer frente al pago del mismo.

A pesar de esto, existen algunas sentencias en las que se permite al propietario reclamarle al nuevo titular la parte proporcional del impuesto hasta final de año.

Como hemos visto en este artículo, el Impuesto de Bienes Inmuebles es un tributo de carácter local que grava los derechos reales que se tienen sobre los bienes inmuebles, por ejemplo la propiedad. El obligado al pago será el titular de ese derecho y este impuesto se calcula aplicando un coeficiente establecido por el Ayuntamiento al valor catastral. En caso de arrendamiento, el IBI lo abonará el propietario y, en las compraventas lo hará el que fuera titular el día 1 de enero del año en curso.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: