Hogar

¿Qué pasa si no hago la revisión del gas obligatoria?

20/6/2022
por
Tuio
Según el Reglamento de las instalaciones térmicas en los edificios, las calderas de gas deben revisarse cada dos años para garantizar su eficiencia y seguridad.

¿Qué pasa si no hago la revisión del gas?

La seguridad es lo más importante para una familia, aunque cualquier trámite pueda resultar engorroso. Por eso, muchos se preguntan “¿qué pasa si no hago la revisión del gas?, ¿es verdaderamente peligroso?”. Más allá de la seguridad, debemos hacer la revisión de la caldera porque esta es obligatoria desde hace ya décadas, cuando se fijó por ley la periodicidad de las inspecciones de las calderas.

La revisión obligatoria del gas no solo es una medida de seguridad, sino que también nos sirve para comprobar que el aparato funciona correctamente, es decir, que funciona de la manera más eficiente posible, minimizando las emisiones y el gasto energético.

Si no llevas a cabo la pertinente revisión, te arriesgas a que el aparato no funcione todo lo bien que debería, lo cual puede suponer, en el mejor de los casos, un consumo adicional que puedes acabar notando en el bolsillo.

Ahora que hablamos de seguridad, antes de continuar, te recomendamos que eches un vistazo a alguno de nuestros seguros de hogar; te ayudarán a dormir más tranquilo, sabiendo que estarás cubierto ante los imprevistos que puedan surgir en tu vivienda.

¿Por qué normativa se rigen las calderas de gas?

El Reglamento Instalaciones Térmicas en Edificios (RITE) es la normativa que regula las calderas de gas, y establece que la revisión es obligatoria. Esta habrá de realizarse cada dos años, que pueden ser cinco en el caso de los calentadores de agua.

En el reglamento se establecen las condiciones que debe cumplir un calentador de gas, desde el procedimiento a seguir para su revisión hasta la periodicidad de estas, pasando por las condiciones que debe cumplir cualquier instalación.

Al principio nos preguntábamos qué pasa si no hacemos la revisión de la caldera. Más allá de los motivos que atañen al funcionamiento del aparato, debemos mencionar también en este apartado las posibles sanciones administrativas a las que nos podemos enfrentar. En concreto, a aquellas especificadas en la Ley de Industria.

¿En qué consiste la revisión de la caldera de gas?

Llegados a este punto, ahora que conoces la importancia de revisar el gas y las consecuencias que puede acarrear no hacerlo, te preguntarás en qué consiste exactamente la revisión, ya que quizá nunca la hayas hecho antes. Te lo explicamos a continuación.

En cuanto a la revisión periódica de la caldera cabe destacar lo siguiente:

  • Solo un trabajador debidamente cualificado debe realizar la inspección o revisión del aparato, ya que manipularlo de manera incorrecta podría ser peligroso para la salud o la integridad física de las personas, en los casos más graves, o empeorar el funcionamiento del calentador.
  • Normalmente, se puede contactar con el fabricante para solicitar una revisión. En muchos modelos encontrarás una pegatina con el teléfono al que debes llamar para cualquier consulta. También se puede recurrir a un profesional independiente o hablar con alguna empresa comercializadora de gas.
  • Durante la revisión del calentador se revisan todos los elementos que puedan afectar a la durabilidad, la eficiencia energética o la seguridad del equipo.

Si te preguntas cuáles son los elementos que se van a revisar durante la inspección, echa un vistazo a este listado:

  1. Estado y buen funcionamiento del contador numérico incorporado a la máquina.
  2. Tuberías, tubos y llaves, que permiten la correcta circulación del gas por los conductos.
  3. Juntas y gomas, que se deterioran con el paso del tiempo. Las gomas, además, tienen fecha de caducidad, de modo que deben cambiarse cada cierto tiempo.
  4. El técnico asignado deberá comprobar también que nuestra vivienda cuenta con la ventilación adecuada, para que, si se produce alguna pequeña fuga, el gas no se acumule en el interior.
¿Quién debe hacer la inspección de la caldera?

Aunque lo hemos mencionado, esta es una pregunta recurrente, ya que muchos clientes no han tenido calderas de gas antes y no saben exactamente cómo funciona el proceso.

Recuerda: la revisión de tu calentador de gas la pueden llevar a cabo profesionales de la empresa fabricante, profesionales independientes u otras empresas comercializadoras de gas.

¿Cuál es el precio de la revisión del gas?

Otro aspecto por el que nos suelen preguntar es el coste económico que conllevan las revisiones periódicas de la caldera. Lo cierto es que no existe un precio fijado, por lo que el coste variará dependiendo del fabricante.

Es posible que puedas encontrar el precio estipulado en tu contrato anual o en la página web del fabricante. A veces, en el contrato se incluye también el precio de posibles reparaciones.

El rango de precios oscila entre los 90 € y los 200 €. Como puedes ver, la variación es considerable. En la mayor parte de los casos, si la revisión la lleva a cabo el propio fabricante, nos cobrará el importe en la siguiente factura mensual.

Como te explicábamos más arriba, no tienes que recurrir necesariamente al fabricante para llevar a cabo la revisión. Existen profesionales independientes u otras empresas que pueden hacerlo, en muchos casos por un precio más asequible. Te recomendamos que consultes a algún profesional para saber si tu compañía está inflando el coste de la revisión.

¿Qué pasa si no hago la revisión obligatoria del gas?

Debemos insistir de nuevo en este punto, ya que muchos clientes creen que no pasa nada si no realizan la revisión periódica obligatoria del gas. Piensan que pueden tener suerte y que el aparato siga funcionando como el primer día. Es posible, pero no tendrán tanta suerte con las sanciones impuestas.

Si no haces la revisión de la caldera, la empresa distribuidora del gas puede llegar a cortarte el suministro, sin contar la sanción administrativa a la que podrías enfrentarte. Además, sin la inspección obligatoria, cualquier seguro puede negarse a correr con los gastos derivados de cualquier siniestro.

Como te decíamos, las sanciones económicas están recogidas en la Ley de Industria de 1992. Hay diversos tipos de infracciones, y las sanciones dependen de la gravedad de estas. Según el BOE, las cuantías son:

  • Para infracciones leves, multas de hasta 60 000 €
  • Para las infracciones graves, multas de hasta 6 000 000 €
  • Para las infracciones muy graves, multas de hasta 100 000 000 €

Según el artículo 31, supone una falta leve “La inadecuada conservación y mantenimiento de las instalaciones, cuando no constituya infracción grave o muy grave”. Dependiendo de la naturaleza de la infracción, podría considerarse de una manera u otra.

Además, debes saber que, si se detectan fallos en tu equipo, debes subsanarlos cuanto antes, puesto que “La falta de subsanación de las deficiencias detectadas en inspecciones y revisiones reglamentarias en el plazo señalado en el acta correspondiente o la falta de acreditación de tal subsanación ante la Administración Pública competente” se considera también motivo de sanción.

Preguntas frecuentes

Aquí encontrarás algunas preguntas que suelen hacerse quienes nos consultan este tema. Si has leído el artículo, verás que muchas ya las hemos tratado anteriormente. Sin embargo, las reunimos aquí para facilitar una lectura rápida.

¿Cuántas revisiones de gas son obligatorias?

Las calderas de gas deben revisarse cada 2 años. En la normativa se incluyen también los periodos de revisión para otros tipos de calderas:

  • Caldera de propano o gasoil: cada año.
  • Calentador de agua: cada cinco años.
  • Gas butano: cada año

Estas revisiones de las calderas deben llevarse a cabo de manera periódica desde el primer momento hasta el fin de su vida útil.

¿Qué precio tiene la revisión del gas?

Como decíamos, los precios de la revisión obligatoria de la caldera pueden variar notablemente. Dependiendo del fabricante, oscilan entre los 90 € y los 200 €. Te aconsejamos que consultes a algún profesional independiente o a otras empresas para comparar precios, ya que podrías ahorrarte una cantidad de dinero nada desdeñable.

¿Qué pasa si no hago la revisión de la caldera?

La revisión de la caldera de gas es obligatoria por ley. Más allá de los riesgos de seguridad a los que puedas exponerte, te enfrentas a sanciones administrativas que pueden ser muy elevadas. Además, la compañía podría cortarte el suministro.

¿Cómo funcionan las revisiones del gas?

Un técnico autorizado acudirá a tu domicilio a hacer la revisión. Si no estás, te llamará para que podáis concertar una cita. Durante la revisión, el técnico inspeccionará todos los elementos necesarios para un funcionamiento eficiente y seguro del calentador de gas: juntas, gomas, contador… También se cerciorará de que la vivienda cuenta con la ventilación adecuada, para evitar acumulación de gas en el caso de pequeñas fugas.

Empezábamos este artículo diciendo que la seguridad de nuestra familia es lo más importante. Eso es precisamente lo que está en juego si no hacemos la revisión obligatoria de la caldera. A menudo, algunos clientes nos preguntan “qué pasa si no hago la revisión del gas”. Aunque, por supuesto, mencionamos la legalidad y los aspectos económicos, nuestra primera respuesta siempre es la siguiente: “revisar la caldera de gas es una cuestión de seguridad familiar y del hogar”.

Si tras leer este post te surge alguna duda o pregunta, no dudes en contactar con nosotros; estaremos encantados de ayudarte. Para tener bajo control los asuntos de tu hogar, acude a Tuio.

Bienvenido al seguro del siglo XXI

Contrata en segundos. Desde 5€ al mes.
DAME PRECIO
Sigue leyendo: